Super Cerda


Performance colectiva/Instalación

La acción de esta obra en tres actos, comienza en la vía pública donde mientras se realiza un asado, un performer vistiendo un traje de pollo invita a los asistentes a servirse salchichas y tomar leche. Cuando la cortina de entrada al espacio es levantada, la artista aparece en el rol de una cría siendo amamantada por otra performer, ambas están semi desnudas y pintadas de rosado. Un “granjero” la separa de esta zona de seguridad y se la lleva al espacio del “matadero”, para situarla en un montículo de tierra enfrentando a cuatro carniceros que esperan, con cuchillo en mano y rodeados de otros cuerpos esperando ser sacrificados. En las diversas narrativas históricas y mitológicas la virgen, el primogénito o el cordero conforman aquellas imágenes arquetípicas, que en su condición de ofrenda deberán equilibrar la relación entre el mundo del hombre y el de los dioses. Luego de un ritual pufiricador con huevos y pintura, los carniceros se convierten en figuras sin movimiento y la protagonista se re-encuentra con su figura materna. En esta obra la artista utiliza la imagen conceptual del matadero actual para escudriñar en los relatos de usurpación, violencia y sacrificio humano pero también explora la posibilidad de redención a través del cambio de registro y la alteración del espacio/tiempo.

Idea original y dirección: Camila Garretón
Anfritrionx: Ancocteau y Juan Ferrer
Parrillerx: Sergio Cerón
Pollo: Diego De Palmas
Granjero: Leo Casas
Carniceros: Nibaldo Maturana, Claudio Campi, Victor Martínez, El Dis
Cerdas: Sofia Oportot, Maria Ferrer, Camila Garretón y Macarena.
Maquillaje/calvas: Claudia Carrasco Izquierdo
Escenografía: Ivana Donoso y Camila Garretón
Videos: Paula Sepúlveda
Montaje audiovisual: Andrés Valenzuela
Fotos: Paula Sepúlveda/ Jose Orpinas

Septiembre del 2017, Club Social de Artistas, Santiago.